25 abr. 2011

Entrevista realizada por María Galindo al Diputado Fabian II Yaksic, para el Suplemento IDEAS del periódico Página Siete, publicada el domingo 3 de octubre de 2010

Ésta no es una entrevista, es una barricada.

“AL MSM no le basta estar cabreado, necesita ideología”

•    El asambleísta Fabián Yaksic (MSM) efectúa una autocrítica a su partido desde su pasado en alianza con el MAS.

El diputado Fabián Yaksic, ex viceministro de Descentralización y actual diputado uninominal, habla de la posición de los asambleístas del MSM que figuran en las listas del MAS, y además analiza el contexto actual y el futuro de su partido en busca de consolidarse como una alternativa a nivel nacional.

María Galindo: Usted figura como asambleísta del MAS, pero es de MSM…..

Fabián Yaksic: Soy militante del Movimiento Sin Miedo, ocurre que para las elecciones presidenciales del año pasado, Evo Morales y Juan Del Granado inscribieron en la Corte Nacional Electoral a la Alianza para la Refundación de Bolivia, y por tanto todos los diputados y senadores electos están bajo la sigla del MAS porque eso fue parte del acuerdo.

María Galindo: ¿Pero ustedes no incluyeron su sigla en esa alianza?

Fabián Yaksic: El MSM no incluyó su sigla y era lógico.  Era algo innecesario incluso para la propaganda, pero lo que dice el convenio es que cada partido inscribiría a sus candidatos de acuerdo a sus estatutos.

María Galindo: ¿Entonces ahora los del MAS sólo por caraduras les han pedido que devuelvan los curules?

Fabián Yaksic: No hemos tenido ninguna solicitud formal al respecto.  La presidenta de la bancada –a quien respeto mucho– hizo una declaración en sentido de que pedirían los curules, si están en ese afán, obviamente lo que deberíamos esclarecer es que en qué quedan todos los senadores y diputados que participaron por la Alianza para la Refundación de Bolivia.

Ocurre que el MSM le presentó al Presidente 10 nombres para postularlos a diputados y senadores y él escogió a seis para diferentes circunscripciones; de esos hemos salido electos sólo cuatro.

María Galindo: Lo que pasa es que ahora van a pelear porque se consideran una opción nacional, antes no lo hacían porque necesitaban del MAS para legitimarse políticamente.

Fabián Yaksic: No sé si es esa exactamente la lectura, creo que nosotros hemos actuado con una convicción especial, hemos apostado por el liderazgo del Presidente porque consideramos que es uno de los conductores naturales de este proceso.  En su primero Gobierno hemos estado muy cerca de él y este segundo ha generado enormes expectativas nacionales.

María Galindo: Parece que no hay partido sin figura, como no hay MAS sin Evo, ¿no hay MSM sin Juan?

Fabián Yaksic: Es evidente, hay un liderazgo importante en Juan Del Granado.  Sin embargo, estamos haciendo un intento importante de renovación.  Por ejemplo, está el hecho de que hayamos ganado la elección municipal en La Paz con Luis Revilla, todavía joven, con renovado liderazgo.

María Galindo: Pero no es un liderazgo alternativo al de Juan sino más bien una especie de relleno, es decir, el jefe quiere tener a alguien que le sustituya pero que no le haga sombra; y no Del Granado sino también a Evo Morales, ¿por qué Felix Patzi no tiene espacio?  Porque habla y piensa de una manera muy interesante aunque cuestionable.

Fabián Yaksic: Esto tenemos que superarlo porque sino, no tiene sentido lo que estamos haciendo.

Maria Galindo: ¿Pero cómo superarlo, con una varita mágica?

Fabián Yaksic: Con la gente, con la ciudadanía, la única manera de recuperar el protagonismo es que la gente se involucre y hagamos de la política algo libre de este estigma de los rateros y manipuladores de siempre.  La política tiene que ser cambiada.

Maria Galindo: Para que la política sea apropiada tiene que haber discusión ideológica tiene que haber ideología.  ¿Qué hace el MSM desde el punto de visa ideológico para que se considere una opción nacional separada del MAS?

Fabián Yaksic: Estamos planteándonos ser alternativa en el proceso de transformación y cambio, eso implica que nos aboquemos a una ruta filosófica, ideológica, política que tiene que ser evidentemente traducida a partir de la bitácora de los bolivianos que es la nueva Constitución, ahí hay una ruta nacional que se ha trazado el país.

Maria Galindo: Hay también una tradición nacional con ese famoso pacto constitucional; y menos mal que eso está aún fresco en la memoria.

Fabián Yaksic: Hay un tema que nos identifica y que nos empieza a diferenciar del MAS, este concepto fundamental que está en la Constitución; el pluralismo en todo sentido, si eso no lo rescatamos como un principio fundamental en la construcción en democracia de este proceso de transformación, ahí vamos a tener dificultades.

Maria Galindo: ¿En qué son plurales ustedes?

Fabián Yaksic: En la necesidad de que haya alternativas, discusión, debate… Yo , como diputado, estoy en una frustración existencial, porque creí que entrar en este escenario era un privilegio, pero ahora veo que no hay ese sentido de pluralismo que pensaba, es decir la posibilidad de compartir, de intercambiar, interactuar con ideas distintas en posiciones distintas.

En ocho meses de estar como asambleísta, a lo que me estoy dedicando a fondo es a pelear en el seno de la Asamblea y corregir los errores de todos los proyectos de ley que vienen del MAS.

Maria Galindo: Y seguro que no pueden pasar ni de los errores ortográficos.

Fabián Yaksic: Si no damos el salto no vamos a ser alternativa en este proceso.  Todos los días nos reclama Simón Yampara y con razón.  Todavía pesa en el MSM –y también en muchas izquierdas – la mirada reducida sólo a lo urbano, al rol de los sectores de las clases tradicionales, todavía no hemos dimensionado lo que realmente puede significar este Estado Plurinacional, intercultural.  Ahí creo que no estamos haciendo lo suficiente.

Maria Galindo: Pero Simón Yampara también tiene su pega, su espacio vía MSM, como pasaba con ustedes y el MAS, es una relación utilitaria, ustedes utilizan a Yampara y el MAS los utilizaba a ustedes….

Fabián Yaksic: Esperemos que no.  Yo estoy consciente de que si no damos este salto, si no empezamos a ver estas insuficiencias de la conducción del partido en este momento del proceso, va a ser muy difícil que nos traduzcamos en una alternativa.

Una alternativa sólida no se construye por decreto o por una decisión personal, es fruto de una construcción colectiva.  Tenemos que trabajar en nuestra nueva tesis ideológica, política; hasta ahora lo único que tiene el MSM es un sentimiento de estar cabreado desde el 99 a la fecha, pero ese cabreamiento tiene que tener un contenido ideológico