30 dic. 2010

QUE EL PRESIDENTE EVO MORALES CONVOQUE A REFERENDUM SOBRE EL GASOLINAZO Y LA POLÍTICA DE COMPENSACIONES

Juan del Granado, líder nacional del Movimiento Sin Miedo, en conferencia de prensa llevada a cabo hoy 30 de diciembre de 2010, declaró a los medios de comunicación los siguientes aspectos relacionados con las afirmaciones del Presidente Evo Morales:

El Presidente Evo Morales emitió este miércoles 29 de diciembre un mensaje al país en un ambiente de expectativa porque se esperaba una compensación efectiva al gasolinazo decretado por el Gobierno el pasado 26 de diciembre y con la esperanza de muchos bolivianos y bolivianas que consideraban la posibilidad de la abrogatoria del Decreto Supremo 748.

Lamentablemente no se produjo ni lo uno ni lo otro. No hay ni abrogatoria del gasolinazo ni compensación. El Presidente ratificó a rajatabla el Decreto 748 y sólo dio a conocer un rosario de ideas sobre lo que debería ser una compensación. No hay nada para el 80 por ciento de la población que no vive de un salario, no hay nada para los rentistas, no hay nada para los profesionales. Sólo existe un incremento salarial insuficiente y discriminatorio, y buenas intenciones para el sector rural, agrario y agropecuario del país.



Este jueves 30 de diciembre, el Presidente ha pretendido descalificar la posición del Movimiento Sin Miedo y de la gran mayoría de los bolivianos y bolivianas, lanzando afirmaciones equivocadas y falsas, señalando que nuestro respaldo al clamor popular de una abrogatoria del Decreto 748 no es otra cosa que un respaldo a un Decreto de la época de Hugo Banzer.

Es necesario aclarar que el Decreto al que se refirió el Presidente es del 19 de agosto del 2004 y le pertenece al ex presidente Carlos Mesa. En cambio, el Decreto 24914, de diciembre de 1997, es de Banzer y se refiere al mecanismo de ajuste de precios en el interior del país en relación a los precios internacionales de los hidrocarburos. En realidad, el Decreto 27391 de Carlos Mesa es el que establece el congelamiento del barril de crudo entre 24 y 27 dólares.

Además, le recordamos al Presidente que él y su gobierno, a través del Ministro de Energía e Hidrocarburos, dictó la Resolución Ministerial 134, del 26 de julio del 2006, y ratificó el Decreto de Carlos Mesa sobre el congelamiento del crudo. Por tanto, no es el Movimiento Sin Miedo el que está respaldando decretos que, además, son mal citados.

Presidente Evo Morales, no se preocupe tanto por Juan Del Granado o el MSM. No es nuestra intención desgastarlo, ni desprestigiarlo. Solamente le pedimos la abrogatoria del Decreto del gasolinazo porque es una política errática e improvisada, en contra de la economía popular. No le hemos pedido que adelante elecciones como hizo usted cuando en enero de 2005, en su calidad de diputado nacional, pidió el acortamiento del mandato de Carlos Mesa por haber incrementado la gasolina en 10%, en diciembre de 2004.

El MSM no está pidiendo adelantar elecciones. Lo que proponemos es la abrogatoria del Decreto 748, la reforma integral de la política energética equivocada del Gobierno, la reestructuración completa de YPFB y una política estructural de desarrollo económico productivo.

Y como éste ya no es un problema entre el Gobierno y el MSM o entre líderes políticos, sino un reclamo de la mayoría de la gente, de nuestra comunidad, le pedimos con respeto pero con firmeza que se consulte a los bolivianos y bolivianas si están o no de acuerdo con el gasolinazo, tal como establece el artículo 11 de la nueva Constitución Política del Estado y los artículos 12 al 16 de la Ley del Régimen Electoral del 20 de junio del 2010.

El MSM le pide al Presidente que convoque a un referéndum para que el soberano se exprese en las urnas si está de acuerdo con el gasolinazo y sus compensaciones o si apuesta por una reformulación completa de una política improvisada y lamentablemente antipopular en torno a los hidrocarburos.

No le tengamos miedo al criterio de la gente que en estos días ha manifestado su rechazo en varios puntos del país con marchas y movilizaciones que lo único que exigen es que la nacionalización de los hidrocarburos beneficie a los bolivianos y bolivianas con políticas estructurales y un cambio de la matriz energética del país, y no con medidas cortoplacistas, improvisadas, asistencialistas y que llevarán al país nuevamente a una galopante inflación.

La Paz, 30 de diciembre de 2010