24 dic. 2010

LA VERDAD FRENTE A LA MANIPULACIÓN:

El MSM defenderá su honra, el cambio verdadero y la transformación

(Solicitada publicada por el MSM en el periódico Pagina Siete, el día de hoy)

El lunes 20 de diciembre el Contralor General del Estado, Gabriel Herbas, denunció a nuestro principal dirigente c. Juan Del Granado y a seis Concejales del Movimiento Sin Miedo de haber cometido cuatro delitos en contra de la ciudad de La Paz con motivo del contrato de construcción de los Puentes Trillizos, generando un presunto daño económico de 4,5 millones de dólares. Sin embargo, todo esto es falso, calumnioso y manipulado porque el Contralor deliberadamente ha ocultado dos aspectos esenciales:


PRIMERO.- El Contralor conoció todos los detalles de la contratación y de las adendas de los Puentes Trillizos hace 18 meses.

SEGUNDO.- El monto adicional de 4,5 millones de dólares, para la conclusión de los Puentes Trillizos y que el Contralor lo considera “delito”, fue conocido y aprobado por el Presidente Evo Morales, el Vicepresidente Álvaro García Linera y el gabinete en pleno; veamos:

¿Por qué el Contralor Herbas no hizo nada hace 18 meses?
El Contralor conoció todos los detalles de la contratación y de las adendas de los Puentes Trillizos en mayo de 2009, ya que en ese momento el ex concejal Hernán Paredes profirió versiones calumniosas con el objetivo de difamar a la gestión municipal. En su calidad de Alcalde de La Paz, el c. Juan Del Granado envió oficialmente al Contralor, entre el 2 de junio y 3 de julio de 2009, es decir hace 18 meses, 18 tomos de documentación sobre el proceso de contratación, las adendas y 15 páginas de explicación detallada de la problemática emergente de las graves e imprevistas fluctuaciones económicas que se produjeron en el país, producto de la caída del dólar a nivel mundial y la subida del precio internacional del acero, a fin de que se hagan todas las auditorías necesarias. Toda esa documentación ponía en conocimiento del Contralor tres razonamientos esenciales:

1. La gigantesca obra de los Puentes Trillizos estuvo a punto de malograrse y de paralizarse por el imprevisible encarecimiento de los precios del acero y otros materiales de construcción, y por la devaluación del dólar.
El contrato de los Puentes Trillizos se suscribió en julio de 2007 por 14,3 millones de dólares, pero entre el segundo semestre de ese año y el 2008, el precio del acero, principal insumo constructivo de los puentes, se elevó de 840 dólares la tonelada a 2.170 dólares por tonelada, es decir casi el 300 por ciento.
En contrapartida el dólar, la moneda en la que estaba suscrito el contrato, sufrió una devaluación de 7,93 bolivianos por cada dólar a 7.14 bolivianos, vale decir 80 puntos de devaluación.
Frente a este panorama, la empresa constructora planteó un reajuste del contrato o la resolución del mismo con la consiguiente paralización de la obra, alegando un caso fortuito, es decir que la imprevisible elevación de los precios de los materiales de construcción ya no le permitían cubrir los costos del proyecto.

2. El c. Juan Del Granado informó hace 18 meses al Contralor que la resolución del contrato y la paralización de obras de los Puentes Trillizos iban a producir un enorme daño material y económico a La Paz, de por lo menos 12,7 millones de dólares, ya que La Paz iba a quedarse con 6 columnas inservibles, sin puentes, con juicios con la empresa y con la necesidad de efectuar una nueva contratación, con los nuevos precios de los materiales, que, con seguridad, ya no sería por 14,3 millones de dólares, sino al menos 27 millones de dólares, es decir 12,7 millones de dólares adicionales.

3. Y en tercer lugar, hace 18 meses el c. Juan Del Granado informó al Contralor que para impedir semejante daño a la ciudad, había decidido aplicar al Contrato el Decreto Supremo 27328 de enero de 2004, que establece que los contratos públicos que se extiendan en su ejecución por más de 12 meses deben suscribirse en UFV (Unidad de Fomento a la Vivienda), para mantener el valor adquisitivo de la moneda. La decisión fue cambiar la moneda del contrato de dólares a UFV, manteniendo el valor del contrato inicial. ¿Qué significaba esto?
En junio de 2007 el Contrato fue suscrito por 14,3 millones de dólares, equivalentes en esa fecha a 92,5 millones de UFV. En junio de 2009 se firma una adenda, introduciendo como monto del Contrato los mismos 92,5 millones de UFV, pero como el dólar se había devaluado frente a la UFV, el consorcio constructor iba a recibir aproximadamente 4,5 millones de dólares adicionales de compensación por el alza de los precios del acero, los materiales de construcción y por la devaluación del dólar.

El c. Juan Del Granado explicó al Contralor que con esa operación legal, apoyada en el Decreto Supremo 27328, se evitó la resolución del contrato, la paralización de la construcción de los Puentes Trillizos y, a futuro, se evitaba un daño económico de 12,7 millones de dólares como costo adicional de un nuevo Contrato.

El Gobierno gestionó y aprobó el monto adicional de 4,5 millones de dólares
El Presidente Evo Morales, el Vicepresidente Álvaro García y varios ministros de Estado también conocieron todas las decisiones adoptadas para evitar la paralización de los Puentes Trillizos porque el 6 de julio de 2009, el c. Juan Del Granado envió a Palacio de Gobierno y a la Vicepresidencia un oficio, junto a un resumen explicativo de 15 páginas y una presentación en power point de 9 páginas, informando al Gobierno de la Adenda y del costo adicional de 4,5 millones de dólares para concluir el proyecto.

Por lo mismo, la Alcaldía de La Paz pidió al Gobierno Nacional tramite un nuevo crédito ante la CAF para los Puentes Trillizos y, aprobando el incremento de 4,5 millones de dólares, el Gobierno gestiona, tramita y aprueba un crédito adicional de hasta 5 millones de dólares a través del Decreto Supremo No 0351 del 4 de noviembre de 2009. El objetivo de dicho Decreto fue textualmente: “…posibilitar la continuidad de la ejecución de importantes obras viales en el país… las que debido a la excepcional subida de precios de los insumos necesarios para su construcción quedaron sin recursos suficientes para su conclusión”.


Entre esas “importantes obras viales”, estaban los Puentes Trillizos y, por ello, el Decreto Supremo Nº 0351 consigna expresamente al Gobierno Municipal de La Paz como entidad ejecutora del crédito adicional.

Es en base a ese Decreto Supremo que luego el Gobierno Nacional firmó con el Gobierno Municipal de La Paz un Convenio Subsidiario para los 5 millones de dólares en mayo de 2010. Dicho Convenio Subsidiario lleva las firmas de los ministros Luis Arce Catacora de Hacienda, Viviana Caro de Planificación para el Desarrollo y Wálter Delgadillo de Obras Públicas, a nombre del Gobierno Nacional, junto a la firma del c Juan Del Granado, a nombre del Gobierno Municipal, todo ello, reiteramos, para la culminación de los Puentes Trillizos.

Entonces, si los 4,5 millones constituyen “un daño económico”, ¿por qué el Presidente Evo Morales y su Gabinete tramitaron, gestionaron y aprobaron este denominado sobreprecio? ¿Es en realidad un daño económico? ¿Por qué el Contralor demoró 18 meses para acusar a ex autoridades municipales del MSM? ¿Por qué el Contralor no previno al Presidente Evo Morales que se iban a cometer delitos con ese dinero?

Las respuestas a la inconducta al Contralor no están en los documentos. Está claro que el Contralor ha recibido órdenes no sólo para enjuiciar al c. Juan Del Granado y 6 concejales, sino para intentar atemorizar, disminuir y anular al MSM, que es la fuerza alternativa desde la izquierda para el verdadero cambio y la transformación.

No lo lograrán porque el c. Juan Del Granado y el MSM están en la lucha por la justicia y la libertad no hace tres o cuatro años, sino hace décadas; Bolivia entera nos conoce, sabe que los Sin Miedo nunca hemos cometido delitos, nunca hemos dañado a La Paz, jamás nos hemos metido al bolsillo un solo centavo, no somos delincuentes, no somos corruptos.

Los Sin Miedo somos un movimiento de mujeres y hombres patriotas que defenderemos nuestra honra frente a los juicios manipulados, pero sobre todo defenderemos el Cambio Verdadero frente a las penosas desviaciones gubernamentales, contrarias al pluralismo, contrarias a la Transformación por la que hemos luchado y seguiremos luchando junto a la gran mayoría de los bolivianos.

La Paz, diciembre de 2010